El Economista

Sueldo mínimo de 6,500 pesos mensuales, la apuesta de la IP